De acuerdo con Randstad, el 30% de los trabajadores quisiera tener un nuevo empleo.