1 de cada 2 jóvenes afirma que no sigue políticos en redes sociales.