La relación entre el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner refleja desconfianza en los argentinos, según indicó una encuesta que realizó la reconocida consultora Taquion.