Según una encuesta, 8 de cada 10 legisladoras en CABA afirmaron haber vivido situaciones de violencia política por motivos de género.