Según una encuesta de la prestigiosa consultora Gallup, un porcentaje de los empleados aseguran que los empleadores en Estados Unidos no se preocupan por su bienestar y generan preocupación.