El dato surge de un estudio del Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21, que analizó los niveles de bienestar emocional y satisfacción en los argentinos.