La aprobación de Alberto Fernández, por el piso: el Presidente tiene una imagen negativa según los últimos sondeos.