Es una problemática histórica dentro de la industria. Según la UNESCO, sobre 7 millones de personas que trabajan en tecnología, solo 30% son mujeres y apenas el 6% de ellas ocupan puestos ejecutivos.

D esde el año 2010 los países miembros de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo adscrito a la ONU, decidieron instaurar, durante el mes de abril, el Día Internacional de las Niñas en las TIC (Tecnología de la Información y Comunicación).

La Tecnología de la Información y la Comunicación hace referencia a todas las tecnologías que permiten comunicarnos: redes inalámbricas, celulares, computadoras, software, redes sociales y cualquier otro medio o servicio que permita a un usuario transmitir, almacenar, recuperar o manipular datos en formato digital.

Según la UNESCO, 7 millones de personas trabajan en el sector de las TIC pero solo el 30% son mujeres. Además, solo el 6% de los directores ejecutivos de las 100 principales empresas de tecnología mundiales son mujeres.

En Europa, las mujeres ocupan solo el 11,2% de los puestos de liderazgo en el mundo tecnológico. En esa línea, la UNESCO muestra que se abrirá un mercado de más de 70 mil millones de euros en el sector de las TIC si se logra la igualdad de género.

“En Argentina es importante destacar que las posiciones más buscadas están relacionadas a los perfiles tecnológicos, que ya venían siendo muy importantes antes de la pandemia y se intensificaron durante la misma, independientemente de la provincia o región que se analice», explicó Yeryé Bermúdez, Gerente de la División Technology de Adecco Argentina. «Es importante destacar que dentro del segmento, incluimos aquellos perfiles relacionados con el análisis o ciencia de datos, inteligencia comercial, Big Data, Innovación y Desarrollo de procesos, Customer Experience. Son tendencia y tomaron relevancia con la virtualidad y las necesidades de las empresas en optimizar, agilizar y automatizar funciones relevantes”, detalló.

¿Cómo animar a las niñas a dedicarse a las TIC?

De acuerdo con el estudio de la UNESCO publicado por Adecco Argentina, se puede alentar a las niñas a ingresar a las TIC mediante la creación de eventos y seminarios diseñados específicamente para inspirarlas a perseguir su sueño de convertirse en profesionales y fomentar carreras en estos campos. Esto implica una fusión de aprendizaje en el aula, experiencia práctica e interacciones con mujeres en el sector de las TIC para asegurarles las oportunidades inherentes al sector.

Los docentes también deben llevar a las niñas a un viaje por el mundo digital desde Word y Excel hasta la programación, para que puedan conocer la inmensidad del sector. Además, debe fomentarse el uso de contextos que se pueden encontrar en el mundo real. Esto significa hacer que practiquen cosas que se pueden replicar en la vida real, como crear películas, vlogs, etcétera.

Otra forma de alentarlas a ingresar a las TIC es crear clubes escolares diseñados para alentarlas a participar activamente en las tecnologías de la información. Esto les permitirá desarrollar sus habilidades tecnológicas al participar en desafíos específicamente adaptados a sus intereses, como deportes, danza y música. Esto tendrá un impacto en su confianza y autoestima.

Por último, la educación en TIC debe iniciarse temprano. Esto significa comenzar desde la escuela primaria y poner en práctica otros factores señalados para mantener el interés en la edad adulta.