La grieta enfrenta su peor imagen pública en los últimos años por el lado de Cristina Kirchner y de Mauricio Macri, según indicó una encuesta.