Más de la mitad de los argentinos se iría del país.

Según una encuesta, la falta de oportunidades de desarrollo anima a los argentinos a migrar.