Una encuesta reveló que el kirchnerismo sería el gran perdedor en territorio porteño.