Según una encuesta, la imagen del Jefe de Estado se encuentra en picada y el futuro del Frente de Todos es una incógnita.